Entradas

La importancia de creer en ti para hacer marca personal

Somos muchos -sobre todo los de mi generación- los que no estamos tan acostumbrados a mostrarnos constantemente en las redes sociales. Y a los que nos cuesta hacer marca personal. Sin embargo, desde hace varios años, si no trabajas tu marca personal y la muestras en redes sociales, no existes. Y, aún más, en el […]

Cuatro pasos para trabajar con eficacia tu marca personal

Todo el mundo habla de ‘marca personal‘, pero: ¿Qué es y por dónde empiezo para trabajarla? Toma nota de estos cuatro pasos para dar a conocer con eficacia tu marca personal:

  1. Lo primero de todo es saber a qué nos referimos con marca personal. Se trata de saber ‘venderse’ a uno mismo, como experto en determinada materia. ¿Cómo? Trabajando tu persona casi casi como si fuera una marca comercial.
  2. Una vez tengas claro lo que es una marca personal, conviene que te preguntes: ¿Cómo va a ser tu marca personal? Pues está claro que personal. Como tú no hay nadie más. Pero define claramente si quieres vender tu marca personal como una influencer, o bien, para posicionarte como experta en determinado sector y así conseguir trabajo, clientes, etc.
  3. Si lo que quieres es ‘venderte’ como una gran profesional de determinada materia, define claramente cuáles son tus valores, tu misión y tu visión. Para diferenciarte y tener claro tu hoja de ruta a la hora de establecer un calendario de contenidos que muestren esa marca personal en las redes sociales.
  4. Llegados a este punto, es importante que definas en qué redes sociales vas a estar presente en función de lo que ofrezcas y de si quieres trabajar para otros, así como de tu sector. Por ejemplo, si eres coach y quieres conseguir clientes interesados en mindfulness, tu red social es Instagram. Al igual que si eres una experta en la decoración y quieres posicionarte para trabajar en un mejor estudio de decoración. Si, por el contrario, tu sector es b2b y de droguería, por ejemplo, muévete mejor en LinkedIn o en Twitter, que son perfiles más corporativos, menos comerciales y donde la imagen no lo es todo.

Finalmente, a la hora de comenzar, tienes que creértelo. Pregúntate: ¿Realmente, creo en mí? 

Twitter en tu gestión de marca personal

Hace varias semanas, ‘heredé’ la cuenta de Twitter personal de uno de nuestros clientes. Nada más empezar, estaba ‘deseperada’ por lo difícil que me resultaba hacer el community manager. Para colmo, mi cliente seguía a muchos más perfiles de los que le seguían a él. Os explico cómo lo he solucionado para ganar 40 seguidores de calidad en un mes, en la cuenta de este CEO.

1. Sigue cuentas que valgan la pena

Es importante que tus seguidores sean de calidad. Para ello, mira que su profesión esté relacionada con tu sector. También averigua si la persona a la que quieres seguir tiene numerosos seguidores, ya que cuando comentes algún tweet, lo verá más gente. Y, por último, que tenga contenidos propios. Es decir, que no sea un perfil que se pasa el tiempo retuiteando.

2. Publica contenidos de valor

Gestionar una cuenta personal no tiene nada que ver con la de una de empresa. Tienes que publicar contenidos más personales, pero no íntimos, en un 20% aproximado de tus tweets. Son muy bien vistos, por ejemplo, que si tu actividad se desarrolla en Barcelona, publiques posts positivos de tu ciudad.

El otro 30% debe ser de tu compañía en cuestión. Pero evita los contenidos demasiado comerciales, que puedes dejarlos sólo para la cuenta de tu empresa.

El resto de los contenidos, en un 50% aproximadamente, deben de ser copys donde puedas dar a conocer tu expertise.

En tu Twitter debes ‘vender’ lo mucho que sabes de tu sector, tu profesión en concreto, etc.

3. Sé activo 

Es importante que compartas contenido, hagas comentarios, etc. No hace falta que seas demasiado activo, pero sí se espera de ti que hagas al menos dos o tres comentarios, retuits, ‘me gusta’ al día (depende del perfil y tu número de seguidores, claro). Siempre en un tono positivo, pues debes evitar la confrontación. Y, también, olvidar los temas políticos, religiosos, etc. Funciona muy bien decir cosas positivas de organizaciones de tu sector, o bien, de determinadas noticias de medios de comunicación.

No es el caso del CEO al que gestiono su cuenta, pero si queréis ver cómo hago el día a día de mi perfil, aquí tenéis el enlace de mi cuenta de Twitter.